jueves, 30 de diciembre de 2010

QUE HACER CON UN JELLY ROLL DE BATIK...

Tenia ganas de hacer algo especial para alguien especial... así que me decidí por hacer un cojin-manta....

Esta entrada se la dedico al que creo que es uno de mis fieles seguidores, el que me chiva como van las cosas en mi blog, el que me corrige si hay algo mal y el que se emociona si la cosa funciona... y el es mi Carletes como me gusta llamarle....

Hace casi 15 años descubrí que estaba embarazada, tenia solo 19 años, estaba asustada... no sabia todo lo que se me venia encima, pero poco a poco a medida que mi barriga crecía, descubría sentimientos que nunca había sentido.... algo crecía en mi ... y no solo era un bebe.

Pase de ser niña a ser madre en cuestión de meses... pero no me importo, sentir el corazón de mi pequeña lenteja como le llamábamos cariñosamente al principio para mi era algo intenso y emotivo...
 
El día que nació sufrí muchisimo, mi pequeño tenia medio litro de liquido en el pulmón y tenian que trasladarle por urgencia a otro hospital y yo me quedaba allí sola, como imaginareis no pude dormir en toda la noche, una noche fría y lluviosa... que me pase toda la noche llorando al lado de la ventana esperando que alguien me trajera a mi bebe.... En este momento entendí lo que era el dolor de una madre.... fue entonces cuando me di cuenta de lo que se puede querer a un hijo, todo lo que puedes dar por alguien tan pequeño, tan frágil... en ese momento sin pensarlo me hubiera cambiado por el...

Tengo que decir claro esta que se recupero y madre mía si lo hizo... pero con más fuerza que nada, los primeros años no comía mucho y era delgado, delgado... pero ahora es un joven de metro setenta con 14 años...

Como Carletes es el mayor,  he sentido con el muchas cosas nuevas, el primer día de guarde, la graduación de infantil, aquí me falto muy poco para llorar, tenia un nudo en el estomago que no me permitia ni hablar, también sufrí cuando se corto el solo el pelo con 4 años, ha sido el único que le han dado puntos, todas la velas que ha soplado, las caras de felicidad al ver los regalos... sus últimos días de colegio y por supuesto sus primeros días de instituto...

Ahora ya es un hombre... de vez en cuando me coge y me hace cosquillas, me da besos y me dice que me quiere, pero como decirle que le quiero de aquí a la luna y vuelta, que daría todo por el, que cuando el sufre yo sufro... y que cuando el llora yo me muero por dentro.... 

En abril si Dios quiere se ira con el instituto de intercambio a Francia, quiero que se lleve este cojín manta en el autobús puesto que son 12 horas de viaje de noche... siempre viene bien tener algo de abrigo... y algo que te arrope, se que los viajes se hacen largos, sera el primero que haga sin nosotros, a una casa extraña en otro país y con otra familia... pero quiero que sienta que le voy a echar mucho de menos, que mire la manta y sepa que no debe tener frió y que siempre estará arropado por mi....

Me queda como siempre, los marcos y acolchar... madre mía, espero por Dios que los reyes no se olviden de mi... ¡¡¡¡ que voy a Oriente a por mi maquina nueva¡¡¡

15 comentarios:

iherba dijo...

Hola Leti, el cojín manta es una preciosidad, pero tu post es realmente emotivo... me ha encantado leerlo. Un beso

Gra dijo...

Bueno, que ya me habia dado una ducha, pero acá estoy bañada nuevamente....por las lágrimas. Me has hecho emocionar!!!! Esa manta es preciosa y será la mejor compañía que tenga en su viaje!!! Muchas felicidades!!

Eskita dijo...

que historia leti,,, me contagias la emocion, que lindo amor :)
te mando un gran abrazo y gracias por compartir algo tan profundo..!

Magalis Marisol dijo...

Hola amiga!!!!
Me has hecho emocionar...hermoso reportaje para tu lindo hijo!!!!
Ya nos mostrarás el cojin manta!!
Te deseo un Feliz Año Nuevo 2011 lleno de Paz, Amor y Prosperidad!!!
Un fuerte abrazo desde Venezuela!!!

Flac_k dijo...

Leti, que lindo post, la verdad no me imagino lo que siente una madre, en serio, pero lo describes muy bonito. Aquí somos muy paternalistas, pero veo que tú tomas muy normal que él se vaya a otro país, será una bonita experiencia pero a mí se me hace muy chiquito!!, solo 14 añitos y ya lejos de la mamá. Pero como dices, no va a sentir frío porque lo estarás arropando todas las noches :).

Un abrazo

mamiblues (Fina) dijo...

Que relato !Dios mio! conmovedor.
Preciosa la mantita.
Besos.

EL RINCON DE CHELO dijo...

Te ha quedado preciosa, menudo trabajazo!!!. BEsos

Chelo

Belén dijo...

Hola Leti, una entrada muy emotiva.
La manta cojín te va a quedar preciosa.
Besos y Feliz Año Nuevo 2011

Jota dijo...

Leti, felicidades por el post, te comprendo tanto, por que soy madre de tres preciosas mujercitas, y cuando "vuelan" solas, me acuerdo tanto de cuando eran pequeñas, y las llevaba a todas partes y tenía que tener tres brazos para poder llevarlas de la mano, y tantas cosas que no podían hacer sin mí, y sin embargo ahora, se van fuera de casa a pasar la noche con amigos a fiestas etc... La mediana la tengo en la universidad, estudiando Chino, y al año que viene se va allí, a China, imaginaté. Los sentimientos de las madres son tan especiales, gracias por darme la oportunidad de compartir estos, sin parecer una "ñoña". Un Beso fuerte desde Toledo. FELIZ AÑO NUEVO!!!
por cierto la manta preciosa, que con los sentimientos, se nos va el santo al cielo.

Itsaso dijo...

Hola Leti, me ha parecido precioso... con esa manta será la envidia de sus amigos. Es preciosa y pocos se habrán hecho con tanto amor.

Andrea dijo...

QUÉ COSA MAS PRECIOSA! La verdad que debes haber sufrido mucho y tan joven.... pero todo pasa por algo y ahora tienes un hijo, un hombre y un tesoro. Me encanta la idea de la manta-cojin. Seguro que cuando se arrope te sentirá mas cerca.
feliz entrada de año amiga!

Karina dijo...

Hola Leti, que bella manta que has preparado y cuanto amor que has puesto en ella. Tengo los ojos llenos de lagrimas, se lo que se siente no tener a tu bebe a tu lado, que la vida te cambie de un dia para el otro, aunque yo era más grandecita, de trabajar y estudiar para el posgrado un día y al otro estar en casa tejiendo escarpines. Tenemos muchas cosas en común.
Feliz 2011 y los mejores deseos para vos y tu familia. Y muchos besos para todos.

Laura dijo...

Hola !
Me encanta el cojín manta, y además es una buena idea, aunque estoy segura de que a tu querido hijo no le va a hacer falta para saber que siempre vas a estar ahí, para "abrigarle".
Me ha gustado mucho tu post y me ha emocionado.
Mis hijos también disfrutan sentándose cerca de mi cuando coso y hablamos de tantas cosas, son los mejores momentos ...

un beso y hasta pronto !!

Nanny en Bilbao dijo...

¡Bueno, lagrimones se me han caido rodando!. No tengo palabras. Por supuesto que esa manta hará de cordón de plata entre tu hijo y tu. Ese cordón invisible que ahora ya no lo será.
Besos grandes. Feliz Año.

Septiembre dijo...

Un trabajo precioso, hecho con cariño para abrigar con mucho más cariño a tu niño.
Besos.